Puertas y Portadas de la Catedral de Burgos (III): Coronería y Pellejería

Para terminar con esta sección de puertas y portadas de la Catedral de Burgos, debemos hacer mención a las dos menos conocidas pero que también poseen gran contenido artístico. Estamos hablando de las dos puertas situadas en la zona de las Llanas (Llana de Afuera y Llana de Adentro).

Puerta de Coronería

La primera de ellas es la llamada puerta de La Coronería, Puerta de los Apóstoles o Puerta Alta, perteneciente al año 1257. Esta puerta posee cierta influencia del gótico francés y su construcción fue dirigida por el maestro Enrique hacia el año 1250. Consiste en una catequesis visual sobre el Juicio Final.

Empezaremos remarcando el conjunto central situado en el tímpano de dicha portada (1). En él encontramos la figura de Jesucristo sedente mostrando sus llagas. A derecha e izquierda del mismo se sitúan la Virgen María, ya coronada, y San Juan Evangelista que le imploran e interceden por la salvación de las almas. Y flanqueando a todo el conjunto se sitúan unos ángeles que portan la lanza de Longinos, la columna en la que Cristo fue flagelado, la corona de espinas, la cruz, los clavos y el sudario (encima del Cristo).

Justo debajo de esta escena (2), encontramos a San Miguel pesando las almas en una balanza. A su derecha (o diestra) vemos la puerta estrecha, mencionada por el mismo Jesús en un pasaje de los evangelios, por la que deberán pasar las almas de los justos; vemos cómo han pasado ya por ella dos frailes (que se piensa que son Santo Domingo de Guzmán y San Francisco de Asís), un obispo, un rey (identificado como San Fernando) y una reina. Por otro lado, a la izquierda (o siniestra) del ángel, se sitúa el infierno donde vemos cómo el demonio se hace con las almas de los pecadores.

Después, ya en las arquivoltas de dentro hacia afuera, encontramos una serie de querubines (azul), ángeles (verde) y los denominados novísimos (amarilla): resurrección de los muertos, penas del infierno, etc. Y flanqueando la puerta (3), encontramos a los doce apóstoles situados seis a cada lado separados por pequeñas columnas. Encima de todo el conjunto (4), en el centro del hastial, se sitúa un ventanal con vidriera que ilumina la parte en la que se encuentra la Escalera Dorada. Más arriba, en el último cuerpo, destacan tres grandes arcos góticos, enmarcados por pináculos que culminan en figuras de ángeles. En las columnas de dichos arcos encontramos once figuras coronadas, algunos portando cetros.

Puerta de Pellejería

Si bajamos por las escaleras hacia la parte de la cabecera de la catedral, nos encontramos una pequeña puerta, construida por encargo del obispo Don Juan Rodríguez de Fonseca (1514 – 1524). En el lugar donde se sitúa, ya existía un pequeño postigo con salida al “Corralejo”. Esta portada está planificada como un retablo plateresco de tres cuerpos.

En el centro del primer cuerpo (1), se encuentra una arquivolta que posee pequeñas esculturas adaptadas al arco. En el segundo cuerpo (2), podemos ver dos relieves del martirio de San Juan Bautista y de San Juan Evangelista. Y en el tercer cuerpo(3), se sitúa un tímpano semicircular adornado con rosetas que cobija a Don Juan Rodríguez de Fonseca inclinado en oración ante la Virgen María, a la que acompañan tres ángeles músicos. A los laterales del primer cuerpo (4), se sitúan las imágenes de Santiago, San Andrés, y los dos Juanes. Flanqueando el tímpano, se encuentran las figuras de San Pedro y San Pablo y los escudos del cabildo. Todo el conjunto culmina con el escudo del propio obispo Fonseca (5).

Esta puerta y su portada se han encontrado tapadas por labores de restauración en los últimos años. Este año se la puede ver en cierta manera desde la escalera que baja a la plaza de La Llana, o desde la propia Llana de Afuera. En sus cercanías, se han elaborado recientemente unas excavaciones arqueológicas en las que se han encontrado estructuras y elementos previos a la construcción de la catedral gótica.

FUENTES:

LÓPEZ MARTÍNEZ, Nicolás (2004), La catedral de Burgos, León, Ediciones Leonesas S.A.

PAYO, René-Jesús (2008), La catedral de Burgos: ocho siglos de historia y arte, Burgos, Promecal Ediciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .