Puertas y Portadas de la Catedral de Burgos (I): Portada de Santamaría

Siguiendo con nuestro “especial” dedicado a la Catedral de Burgos por su VIII Centenario, he decidido centrar esta segunda publicación en torno a las fachadas de la misma y, sobre todo, a las puertas que se encuentran bellamente decoradas. De este modo os presentaré las puertas de entrada más conocidas y otras que por falta de uso se desconocen.

En primer lugar hablaremos de la portada principal que es la más llamativa de todo el templo debido a sus dos grandes torreones de estilo gótico, y a su gran decoración. Estoy hablando de la conocida como Portada de Santamaría o también llamada la Puerta del Perdón, que adquiere gran importancia en el año jubilar que se celebra este año con motivo del centenario.

Para hablar de dicha portada he decidido dividir la misma en diferentes partes para poder situar los motivos a explicar y de esa manera seáis participes de la historia, la simbología y el lugar que ocupan dentro de este gran conjunto arquitectónico y escultórico.

Se trata de un gran “retablo” gótico de tres cuerpos que se estima fue construido entre el año 1536 y el año 1553. Encontramos que una de las partes pertenecientes a la zona de las tres puertas es posterior a dicha época debido al gran deterioro sufrido.

En la parte superior de la calle central (1) encontramos una imagen de la virgen con el niño, en mandorla radiante y con la luna bajo sus pies, tallada por Clemente de Quintana (1663). Esta se encuentra flanqueada por dos ángeles que la sirven, y la leyenda en letra gótica en latín “Pulc(h)ra es et decora” que significa “Eres hermosa y bella” en referencia a la misma Virgen y al templo. En los dos extremos de este piropo encontramos a los santos Pedro y Pablo que dan nombre a la fiesta grande de la ciudad, celebrada el 29 de junio.

Por otro lado, tenemos que mencionar las dos imponentes torres de hasta 79m de altura, tal vez inspiradas en la torre de la Frauenkirche de Esslingen. Dichas torres se comenzaron en el año 1442 por el arquitecto Juan de Colonia. En el prestil (2) situado a la derecha, leemos “Pax Vobis”, saludo del obispo Don Alonso de Cartagena, impulsor de la obra; y, en el de la izquierda, su sucesor Don Luis de Acuña que la concluyó, nos muestra al señor “Ecce Agnus Dei”.

En el balconcillo superior de la aguja izquierda (3), encontramos las siglas “IHS” (Jesús Salvador de los Hombres), y en el de la derecha “SM” (Santa María), apellido de la familia de Don Alonso de Cartagena. Estas agujas estuvieron rematadas por estatuas de San Pedro y San Pablo, sustituidas en el año 1749 por los pináculos actuales.

Debajo, en el tercer cuerpo (4), encontramos ocho estatuas de distinto tamaño pertenecientes, al igual que las dos agujas, a la mitad del siglo XIII. Algunos afirman que dichas estatuas podrían pertenecer a los reyes castellanos que precedieron a San Fernando; otros aseguran que se tratan de personajes bíblicos relacionados con la Virgen María, ascendientes o figuras de la misma: Jesé, David, Betsabee, Natán, Salomón, Daniel, Jael y Gedeón.

En el segundo cuerpo, sobre la puerta central, encontramos un rosetón que da luz a la nave central (5). Este se encuentra enmarcado en un arco gótico ornamentado. En el centro del mismo vislumbramos una estrella de seis puntas: la estrella de David o el sello de Salomón. Se trata de un símbolo mesiánico. A su vez, debemos mencionar los contrafuertes que sostienen las dos torres (6). Estos se adornan con elegantes arquerías y ofrecen doseles y peanas a un total de 16 estatuas (fundadores de órdenes religiosas, santos Padres de Occidente y otros santos).

Finalmente, en el primer cuerpo (7), se abre la Puerta de Santamaría, denominada también Puerta Real o del Perdón. Dicha entrada se encuentra flanqueada por otras dos puertas menores. Este primer cuerpo se sustituyó entorno al año 1790, debido al gran deterioro que sufría. Entre la puerta central y las laterales, se sitúan dos hornacinas góticas dobles (8), en cada una de las cuales se colocaron, en 1805, las estatuas de un obispo y un rey: Asterio y Alfonso VI, Don Mauricio y San Fernando.


FUENTES:

LÓPEZ MARTÍNEZ, Nicolás (2004), La catedral de Burgos, León, Ediciones Leonesas S.A.

PAYO, René-Jesús (2008), La catedral de Burgos: ocho siglos de historia y arte, Burgos, Promecal Ediciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .