Fase 1 y al Pueblo

Más de setenta días han pasado desde que empezó toda esta locura del COVID-19. Algunos ingenuos pensábamos que serviría para concienciar al ser humano y otorgarle algunas lecciones vitales que le serían útiles de cara al futuro pero nos olvidábamos que estamos en España, un país donde el sentimiento y los impulsos prevalecen por encima de la coherencia…

Ayer mi localidad, Burgos, pasó por fin a la fase 1 de la famosa desescalada. Al levantarme decidí echar un vistazo por la ventana con cierto conocimiento de lo que me iba a encontrar… Y efectivamente, los aparcamientos estaban prácticamente vacíos y la carretera casi colapsada por cientos de personas deseosas de escapar a los pueblos o las segundas residencias en esos municipios.

Lo cierto es que, a diferencia de otras veces, no me sorprendió en absoluto. Sabía perfectamente lo que me iba a encontrar ya que, días antes durante los paseos permitidos, la gente ya comentaba las ansias que tenían de cambiar de fase para huir al campo cual hormigas.

Sinceramente no sé lo que sucederá en otro países, tampoco me preocupa, puesto que en mis alrededores la irresponsabilidad de la gente que se deja guiar por sus impulsos ya es suficientemente preocupante como para echar un vistazo fronteras a fuera. Solo espero que no paguemos justos por pecadores…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .