Para mi Abuela, allí donde esté

Querida abuela,

Te escribo esta carta, hoy 5 de julio de 2013, para decirte que te echamos de menos. Todo este tiempo teniéndote cerca, y no supe valorar lo importante que eras en mi vida. Al verte allí, en aquella caja de madera, tumbada, inerte… Fui consciente de que ya no estabas aquí, y empecé a notar un gran vacío en mi vida y en mi corazón. Tengo la certeza de que, sea donde sea o sea como sea, nos volveremos a encontrar allí donde te encuentres.

También sé que nos vigilas desde allí, porque has sido madre, abuela y cariñosa en todos los aspectos. Recuerdo todas las cosas que nos has dado y enseñado: la ternura y el esfuerzo que hoy se reflejan en mi madre, las labores del campo que tanto interés me suscitaron…

También siento que debo pedirte perdón. Perdón por tantas veces que hemos errado estando contigo, las veces en las que nos hemos portado mal, pero sobre todo las veces en las que no supimos valorar tu esfuerzo y dedicación para con nosotros, que son las que más me pesan ahora.

Sé que seguirás cuidando de tus hijos e hijas como has hecho hasta ahora, que los quieres. Solo te pido que no te olvides de mi madre. Desde aquí, aunque a veces nos portamos mal, intentamos hacer lo posible por verla sonreír.

Gracias abuela por todo lo que nos has dado en vida, y por todo lo que nos seguirás dando desde donde estés. Acuérdate de nosotros, pues nosotros no nos olvidamos de ti.

Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .